Metalización Electroquímica

Imprimir
PDF

El sistema de METALIZACIÓN ELECTROQUÍMICA SELECTIVA o BRUSH PLATING es un proceso específicamente diseñado para ser un método portátil para electro-metalizar, anodizar y electro-pulir en áreas selectivas, sin necesidad de sumergir toda la pieza dentro de grandes tanques.

Cómo funciona ?: Una fuente de poder de bajo peso suministra corriente continua ( DC ) utilizada en el proceso, los cables de salida son conectados el uno ( negativo ) a la pieza que se va a trabajar y el otro ( positivo ) a una herramienta porta-ánodo. Esta herramienta se sujeta a un ánodo recubierto de un material absorbente. El operador moja la herramienta con la solución de electro-metalizado, que luego se aplica contra la superficie de la pieza. El circuito se completa cuando la herramienta entra en contacto con la superficie de la pieza produciéndose la electrolisis y los iones metálicos de la solución se depositan en la pieza de trabajo y quedan adheridos molecularmente.

Image1

Ventajas: Portátil, gran adherencia a la mayoría de materiales base. Evita la distorsión térmica del material base ( 40oC ) y fragilización por absorción de hidrógeno. Control preciso del espesor del depósito por microprocesador . Elimina gastos de traslado. Disminuye gastos de mecanizado.
Aprobaciones: MIL-STD 865C, MIL-STD 2197(SH), AMS 245 1A/1-13.

Aplicaciones:

  • Relleno de canales o surcos en ejes ocasionados por fricción de o'rings o sellos rotativos.
  • Recuperación de dimensión en asientos de rodamientos, internos y externos.
  • Recuperación de dimensión de puntas de rodillos.
  • Recubrimiento de piezas que están en contacto con medios corrosivos.
  • Recubrimiento de piezas que necesitan mejorar su conductividad eléctrica con recubrimiento de plata.
  • Revestir cadmio dañado en trenes de aterrizaje.
  • Rellenar golpes o depresiones en vástagos hidráulicos.
  • Rellenar depresiones ocasionadas por aplastamientos en rodillos de impresión.